El estado Bolívar: potenciales y otros apuntes de interés

Israel
16/01/2014
El significado de Israel: una visión personal
18/01/2014
Por Moisés Bittan
El estado Bolívar es la más extensa de las entidades federales venezolanas, al representar algo más que la cuarta parte del territorio nacional.
Cuenta con una gran biodiversidad, paisajes, recursos hídricos, mineros y agropecuarios, desarrollo industrial y un dinámico capital humano. Es un territorio privilegiado donde coinciden el Parque Nacional Canaima (con su Salto Ángel, el más alto del mundo), el río Caroní con su prominente potencial hidroeléctrico y enormes reservas de recursos minerales y forestales.
Sus centros poblados más importantes son Ciudad Guayana, integrada por Puerto Ordaz y San Félix, asiento de gran parte de las industrias básicas; la capital del estado, Ciudad Bolívar, Upata, Caicara del Orinoco, Tumeremo, Guasipati, El Callao y Santa Elena de Uairén: la ciudad más cercana a la frontera con el Brasil y capital del municipio Gran Sabana.
El basamento geológico del estado Bolívar lo constituye principalmente el Escudo Guayanés, que presenta formas de relieve variadas y complejas, con predominio de llanuras de alteración y formaciones llamadas tepuyes, así como otras formas geológicas de particular especificidad. Este macizo montañoso ocupa gran parte el territorio de la entidad, el cual se extiende hasta el Brasil por el sur y a Guyana hacia el este.
El estado concentra la mayor reserva hídrica nacional, la disponibilidad de agua superficial se estima en 600 millones de m3/año. El enorme caudal de los ríos y los numerosos saltos dan origen al gran potencial hidroenergético del estado, que genera más de dos tercios de la energía eléctrica de Venezuela gracias a las represas Raúl Leoni, Macagua I y Macagua II. Están en proyecto Cachamay, Tocoma II y Caruachi, con la intención de lograr la optimización del aprovechamiento hidroeléctrico del estado.
La presencia de una masa boscosa productora y protectora convierte al estado Bolívar en una zona de gran relevancia para lograr el desarrollo forestal del país. Sus tierras productoras de maderas comprenden las reservas forestales de Imataca, La Paragua, El Caura y otros lotes boscosos permitidos para su explotación bajo el criterio de rendimiento sostenido, pero cumpliendo con las demás funciones conservacionistas: estas reservas han sido vulneradas por actividades de minería y extracción forestal ilegales.
Los recursos mineros del estado Bolívar los alberga, en su mayoría, el Escudo Guayanés. La riqueza minera está expresada en reservas de hierro, placeres auríferos, reservas de bauxita, así como diamantes, manganeso, coltán, caolín, dolomita, titanio y cuarzo, entre otros. En la dinámica económica del estado predominan las actividades en el sector secundario y terciario. Las actividades minero-industriales han llevado a una subutilización del mediano potencial agrícola. Resalta la creciente y significativa importancia del sector secundario en la economía estadal y nacional.
Las industrias del hierro y el aluminio son las actividades de mayor relevancia, ya que estas constituyen, después del petróleo, una de las principales fuentes de ingreso de la nación. La Corporación Venezolana de Guayana por décadas ha sido el órgano rector de la explotación de estos recursos y del desarrollo de gran parte del estado.
El sector turístico es una de las grandes potencialidades que viene desarrollándose a buen ritmo, al ser una alternativa económica sustentable. En tal sentido, se han ejecutado políticas gubernamentales para mejorar la principal vía terrestre que comunica el norte de Brasil con el norte del estado Bolívar. También destaca la creación de “rutas” establecidas para las diferentes épocas del año, como las de Calipso y la Ruta Santa, llevadas a cabo en Carnaval y Semana Santa, respectivamente.
También existen otros tantos atractivos que trascienden a los escenarios naturales de gran interés y las obras civiles de diversa índole. Pueden mencionarse desde las tradiciones ancestrales de los pueblos indígenas originarios hasta las más diversas expresiones culturales, gastronómicas y sociales que hoy en día son componentes del patrimonio inmaterial de los bolivarenses y parte fundamental del gentilicio venezolano.
Como parte de la integración como miembro pleno de Venezuela al Mercosur, se ha propuesto ante las autoridades del Foro Consultivo de Ciudades y Regiones del Mercado Común del Sur (Fccr-Mercosur) el ingreso de la capital de la entidad, Ciudad Bolívar, a la denominada Red de Mercociudades. Esta red está por más de 280 ciudades de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Esta integración abre la posibilidad para que varias ciudades venezolanas se beneficien de los programas y experiencias manejados por esta red, que ha promovido un importante desarrollo social, urbano, turístico y económico en las ciudades que forman parte de la misma. Ciudad Bolívar cuenta con un acervo histórico que conjugado con su actividad cultural y comercial la convierte en un polo turístico pujante.
Los diversos atractivos del estado Bolívar y el desarrollo de Ciudad Guayana son pilares sobre los cuales se puede erguir el estado como bisagra de Venezuela con el Mercosur, especialmente con Brasil. Perfectamente Puerto Ordaz puede ser un núcleo receptivo de centros de estudios superiores, de organismos públicos nacionales y multilaterales, así como el asiento de diversas empresas privadas que deseen enfocarse en explotar las bondades de la integración del bloque y donde se puedan intercambiar prácticas de diversa índole para mejorar el giro económico, político, social y cultural del país. Por ello, es menester brindarle más apoyo con recursos a las instituciones locales y recoger con mayor rigor sus propuestas para la elaboración de leyes y políticas públicas tendientes a desarrollar nuestra nación bajo el enfoque donde se acrisoló hace dos siglos la vocación integracionista venezolana.
Fuente: El Mundo, Venezuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.