Comunicado: A la opinión pública
20/02/2014
Reunión con el Nuncio Apostólico Aldo Giordano
12/03/2014
La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), en representación de la comunidad judía del país, participó de la Conferencia Nacional por la Paz, evento auspiciado por el Gobierno nacional y el Presidente de la República, Nicolás Maduro, el pasado 26 de febrero de 2014.
En la conferencia, el segundo vicepresidente de la CAIV, Dr. Miguel Truzman, ofreció un motivador e importante mensaje en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores donde abogó por la reconciliación nacional, la paz y la tolerancia.
Truzman destacó que la comunidad hebrea ha trabajado incansablemente en fortalecer la paz, y desde un principio se unió a la Comisión por el Desarme, la cual luego se transformó en la Comisión por la Justicia y Verdad. El diálogo interreligioso también es uno de los pilares de los judíos venzolanos.
El líder comunitario recordó el encuentro entre musulmanes, evangélicos, católicos y judíos que se realizó el 24 de septiembre de 2013 en la Sinagoga Maripérez, junto al Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, y el Director de Cultos, Walter Boza.
“Nosotros estamos  ganados a esa idea por la paz y vida de Venezuela”, enfatizó.
Truzman expresó que “vinimos a contribuir y a dar una propuesta donde queremos rechazar del lenguaje político el “ellos” y el “nosotros”, porque todos somos venezolanos. Creo que es un término violento y de lado y lado tratemos todos de desecharlo, porque lo que hace es producir mayor división en el pueblo venezolano”.
Posteriormente leyó el siguiente comunicado:
La comunidad Judía de Venezuela, ante los recientes acontecimientos que atraviesa nuestro país y que han traído dolor y tristeza a la familia venezolana, y  en esta coyuntura histórica, hace un llamado tanto al Gobierno nacional,  al resto del país y a lo más profundo del sentir venezolano, para el reconocimiento sincero de quienes piensan distinto, como único mecanismo para lograr una convivencia pacífica, que tenga como fin construir un futuro promisorio para todos, sin distingo de condición social, raza, religión  o pensamiento.
En el Pirkei Avot (Tratado de Principios) de nuestra fe se establece que el mundo se sostiene sobre tres valores: Verdad, Justicia y Paz (Shalom), de allí que para lograr la paz es imprescindible conseguir la verdad y la justicia, por lo tanto es tarea de toda sociedad sustentarse en estos principios y de los gobiernos promover las actuaciones de sus instituciones para proveerlas, sin distingos políticos o ideológicos, y así obtener la mayor suma de felicidad posible de sus ciudadanos, alrededor de dichos valores.
Anhelamos con firmeza que en los próximos días regrese el sosiego a las familias  venezolanas y que se tomen las medidas, que permitan resolver en el más corto plazo posible, los graves problemas que aquejan a nuestro país, en su quehacer cotidiano, en el entendido de que para ello se requiere la actuación decidida de todos.

Por Abel Flores
Fuente: CAIV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.