Jerusalén es el corazón de la nación de Israel

Hallan un tesoro de hace 1.400 años en Jerusalén
27/05/2014
Video: Jerusalén de Oro
29/05/2014
"Jerusalem es el corazón de la nación, nunca lo dividiremos", dijo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anoche en la yeshiva Mercaz HaRav Kook para marcar el aniversario de la reunificación de la capital, hace 47 años, según informó el medio israelí The Jerusalem Post. Desde 1948 hasta la Guerra de los Seis Días en 1967, la ciudad estuvo dividida entre Israel y Jordania.
"Mis queridos amigos, hace 47 años Jerusalem fue unida. Así es como fue siempre. Y así es como será siempre", dijo a estudiantes y rabinos de la yeshiva.
El primer ministro israelí habló con pasión sobre la conexión judía con la ciudad, la cual data de miles de años. La convicción firme de Israel de que Jerusalem debe mantenerse bajo su control soberano es uno de los temas no resueltos con los palestinos. Ellos dicen que toda la tierra previa a las líneas de 1967, que pasaron bajo el control israelí, debería ser entregada a ellos para que se convierta en la capital de su futuro estado.
Netanyahu dijo que el Rabino Abraham Isaac Kook de la yeshiva era un gran sionista que entendía la importancia religiosa y política de Jerusalem para el pueblo judío. "Él creía que el sionismo no podía estar desconectado del judaísmo. Creía que solo el nacionalismo, sin este vínculo, no permitiría la justificación de la existencia de Israel o el aumento de la unidad necesitada para su existencia. Sin el espíritu no hay materia, sin la Torá no hay sal", puntualizó. También agregó que esta es la esencia de la conexión con la Jerusalem terrenal y celestial.
Como primer ministro, dijo que trabajaba para construir y desarrollar a Jerusalem en la tierra. Además recordó cuando construyó Har Homa, el barrio judío de Jerusalem del Este, durante su primer mandato como líder en los años ’90. Jerusalem cubre ese barrio, así también como parques tecnológicos de la ciudad, sus fábricas, el museo Yad Vashem, el Muro de los Lamentos y el Monte de Olivos, donde los ancestros judíos fueron enterrados.
"Estamos salvaguardando a nuestro corazón, el corazón de nuestra nación, y nunca lo dividiremos. Porque es el corazón de la nación el que debe estar conectado con la capital eterna de Israel", agregó Netanyahu.
Fuente: Itón Gadol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.