Israel, bajo fuego
13/07/2014
Bittan: Rechazamos resolución que condene a Israel
29/07/2014
Por Modi Ephraim, Embajador de Israel en Perú
Quince segundos es el tiempo que tiene un israelí para salvar su vida. Quince segundos para no morir por un cohete lanzado por terroristas desde la franja de Gaza. No importa si está en un café, en casa o en la escuela.
Esa es la realidad que vive el 70% de los israelíes en las últimas semanas, como consecuencia de los ataques terroristas de Hamas.
La democracia israelí, ejerciendo su derecho a la autodefensa, lucha incansablemente contra el flagelo del terrorismo haciendo denodados esfuerzos para proteger la vida de sus ciudadanos y para restaurar la calma en la zona.
Se trata de una democracia defendiendo a sus ciudadanos contra una organización terrorista que se rige por un ideario cargado de odio y violencia, utilizando a la población palestina como escudos humanos.
Mientras Israel escoge con precisión quirúrgica su objetivo militar, en un intento de no dañar a la población civil, enviándoles incluso notas de aviso y mensajes telefónicos para evacuar la zona de ataque, Hamas lanza indiscriminadamente cada vez más proyectiles para asesinar a la mayor cantidad de civiles israelíes posible.
Hay que recordar que Israel se retiró de Gaza en el 2005 demostrando amplia voluntad para la paz, aun cuando esto significó el desarraigo de miles de ciudadanos israelíes.
Este retiro fue una oportunidad que la Autoridad Palestina debió aprovechar para mejorar la situación de sus ciudadanos. Sin embargo, dejaron que Hamas tomara control de la zona, convirtiéndola en un gran almacén de armamento, lanzando más de 10.000 cohetes contra Israel en vez de invertir en desarrollo y bienestar para su población. Por ejemplo, utilizan recursos como el cemento para construir túneles y contrabandear armas en vez de edificar casas y escuelas.
Esta semana se perdió otra oportunidad para restablecer la calma. Ante los esfuerzos de la comunidad internacional para terminar con esta situación, Israel aceptó el cese del fuego propuesto por Egipto, pero Hamas la rechazó. Además, continuó con sus ataques contra Israel, volviendo a demostrar al mundo su falta de respeto por la vida humana.
Ya lo ha dicho el vocero de Hamas, Sami Abu-Zhuri: “Todos los israelíes son blancos legítimos”. Así pues, mientras Israel valora la vida, Hamas celebra la muerte.
Israel esperaba que el cese del fuego le permitiría a los civiles de ambos lados retornar a su vida cotidiana. Sin embargo, Hamas ha preferido continuar con sus actos terroristas y será el único responsable de las consecuencias de su rechazo.
Le sorprenderá saber que aunque ya se han lanzado contra Israel más de 1.236 cohetes, seguimos abasteciendo a Gaza con electricidad, combustible, medicinas, alimentos y agua. En los últimos días, más de 500 camiones han ingresado a Gaza a través de los cruces abiertos llevando mercancías. A su vez, civiles palestinos han ingresado a Israel para recibir tratamiento médico.
Hoy, cuando conmemoramos 20 años del atentado contra la Asociación Mutualista Israelita en Argentina (AMIA), adjudicado al régimen iraní a través de la agrupación terrorista libanesa Hizbollah, exhortamos a la comunidad internacional a condenar el terrorismo de Hamas y seguir promoviendo la paz y la calma en nuestra región.
Fuente: Itón Gadol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *