Cordial desayuno de CAIV con directivos de Fedecámaras
18/09/2014
Comunidad judía celebró Rosh HaShaná 5775
24/09/2014
El miércoles  17 de septiembre de 2014 en compañía del presidente del Congreso Judío Mundial (CJM), Ronald Lauder; del Congreso Judío Latinoamericano (CJL) y su secretario Claudio Epelman; del Ingeniero Salomón Cohen Botbol, presidente de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV) y asesor del CJM; de la Dra. Marisol Benaim de Cohen, así como de un reducido grupo de líderes de las comunidades de América Latina, se sostuvo  un muy emotivo encuentro con su Santidad el Papa Francisco en su residencia privada, despojado del protocolo del Vaticano, lo que significa una de las tantas muestras de amistad que el Papa mantiene con el mundo judío desde hace varias décadas.
Con una especial bendición al pueblo venezolano el Papa recibió a la delegación de la Comunidad Judía de Venezuela, presidida por David Bittan Obadia, presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV).
La comunidad judía venezolana le hizo llegar al Papa Francisco por medio del presidente de CAIV una Menorá (candelabro judío de siete brazos, en representación del que Moisés construyó para el Templo de Jerusalén), obra del artista Ricardo Benaim. Su Santidad quedó maravillado con la pieza y agradeció con humildad el detalle.
Bittan resaltó que el Papa siendo arzobispo de Buenos Aires fue una de las personalidades que más aportó a la convivencia de las religiones en Argentina. Visitó sinagogas y mezquitas, acompañó festejos de las distintas religiones, abrió las puertas de la Catedral para actividades interreligiosas y especialmente para orar por la paz en Medio Oriente. Asimismo cultivó vínculos  especialísimos y personales con líderes judíos, predicando la fraternidad como ejemplo de vida.
Con simpleza y humildad, el Papa Francisco dio pasos muy importante para cambiar la antiguas formas de relaciones entre las religiones y sus líderes.
El encuentro
Luego de una cálida bienvenida y de saludar a los presentes con la sonrisa que lo caracteriza, el Papa Francisco manifestó su gran preocupación por lo que está ocurriendo en el Medio Oriente, en Siria, Irak y Libia, entre otros países, con los extremistas en relación a  los cristianos. Señaló: “somos perseguidos, asesinados y echados, antes le tocó al pueblo judío, ahora a nosotros”.
Bittan destacó que efectivamente es en Israel el único lugar donde los cristianos pueden desarrollarse en paz y armonía siguiendo sus costumbres y tradiciones.
El Papa manifestó que “un buen cristiano no puede ser bueno si no reconoce el pasado judío”. “Los judíos son nuestros hermanos mayores”, resaltó.
Igualmente comentó que en estos día leyó el libro de Esther y de allí se aprecia como en momentos de suma dificultad para el pueblo de Israel, sólo a través de la oración se consiguió su libertad.
“Tenemos que reconocer y aceptar que en estos momento el hombre no puede sólo, hay que pedir a Dios y acercarse a Él”. Ante aquel que  todo  les adverse y rechace  recen por él.
El Papa pidió a todos que oremos para que estemos cerca de Dios, y transmitamos los valores de la solidaridad, dando mucha importancia a la promoción del diálogo interreligioso tal y como lo está haciendo la CAIV desde hace varias décadas, y en relación a este aspecto su Santidad recordó los éxitos cosechados en Argentina cuando fue Obispo.
El presidente de CAIV comentó  que esta experiencia ha sido realmente muy interesante no sólo por lo que representa en el plano personal, sino por estar y compartir por aproximadamente 1 hora con un ser humano extraordinario, una persona que manifiesta su sensibilidad por los que sufren, por los más necesitados y sobre todo una figura que participa y propone soluciones en todo lo que considera se debe actuar, que aporta y apuesta para un mundo mejor y que a través de la fe ya logra objetivos.
Este encuentro tiene un gran valor para la comunidad Judía de Venezuela pues el Papa está muy pendiente de lo que ocurre aquí, de las muestras de antisemitismo que de tiempos recientes se aprecian en Venezuela y que a través de su representante el Nuncio Apostólico tratará de luchar por erradicarlas.
La Comunidad Judía de Venezuela tiene muchos años promoviendo el diálogo interreligioso sin excepción con todas las confesiones que hacen vida en el país, manteniendo relaciones con el mundo Musulmán (descendientes de Abraham),  con los Cristianos, donde está la Iglesia Católica y sus máximas autoridades, y muy especialmente con los Evangélicos, quienes suman ya casi 6 millones de venezolanos y que tienen un amor incondicional por el Estado y el Pueblo de Israel.
Hemos compartido que no existen choques de culturas, si no de ignorancia y por ello vamos a trabajar, agregó Bittan. Maimónides y Aberroes hace 8 siglos entendieron que las religiones son instrumentos de acercamiento y así lo vivieron, involucrando a judíos, musulmanes  y cristianos.
“Hemos coincidido con Su Santidad, en la necesidad de tener que utilizar la fe de forma correcta y  de profundizar en la construcción de la convivencia entre las religiones por medio del diálogo”, puntualizó el titular de la CAIV.
El  Papa invitó a seguir predicando con nuestras actitudes del día a día, con nuestro ejemplo   porque la convivencia se construye por medio del diálogo y es sólo a través de la fe que pueden superarse las diferencias.
La idea es  seguir siendo parte de las soluciones y ayudar a construir una historia de fraternidad en lugar de la del odio.
Feliz año nuevo hebreo
Finalmente en un buen hebreo el Papa deseó un  “Shaná Tová”, un año nuevo judío de prosperidad y paz, elevando sus bendiciones a cada uno de los presentes, a sus familias y agradeciendo el magnífico encuentro.
En la despedida solicitó a todos los presentes que rezaran por él siempre.
Fuente: CAIV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *