Avance israelí para pacientes con cáncer

VIDEO: El milagro del Estado de Israel
18/09/2014
Vietnam cooperará con Israel en ciencia y tecnología
05/10/2014
A la edad de 68 años, el Prof. Ben-Shabat notó un dolor extraño en la cabeza, luego de someterse a estudios le dictaminaron un melanoma y le informaron que habría que extirparlo quirúrgicamente". "Después de la operación, me dije a mí mismo, gracias a Dios se ha ido." Pero el dolor reapareció en el cuello esta vez. Los médicos le informaron a Ben-Shabat y a su familia que se trataba de una metástasis y que el futuro de Ben-Shabat parecían sombrío. Se sometió nuevamente a cirugía, sin mucho éxito, le diagnosticaron entre cinco y siete meses de vida. Luego de un tiempo le detectaron un tumor canceroso por tercera vez, Ben-Shabat comenzó a buscar respuestas en otros lugares. "Vi a otro médico que me dijo que otra cirugía sería una pérdida de tiempo, y me envió a realizar quimioterapia”. Pero otro crecimiento metastático sangrante, apareció en su cabeza, en esta ocasión lo enviaron al Centro Médico Sheba.
Allí Ben-Shabat comenzó una serie de cuatro tratamientos con un nuevo medicamento revolucionario, que trabaja sobre el sistema inmunológico del cuerpo. Los resultados, dice, fueron asombrosos. "El sangrado de la cabeza cesó por completo después del primer tratamiento", relata. "El tumor mostró signos de disminución en el segundo y tercer tratamientos. Y en el quinto y sexto, ya me sentía bien otra vez."
Poco después, Ben-Shabat fue de nuevo a su estado habitual. "Llevo una vida totalmente normal hoy en día", dice. "Voy y vengo, voy visitar a mis hijos y nietos. Conocido como Keytruda, el medicamento que detuvo al cáncer agresivo de Ben-Shabat es visto hoy en día como la gran esperanza para los pacientes con melanoma metastásico y recientemente recibió la aprobación de la Food and Drug Administration de los Estados Unidos. De acuerdo a muchos expertos en el campo, Keytruda es probable que lleve a un avance significativo en el tratamiento del cáncer.
A diferencia del pasado, el innovador tratamiento no se centra en tratar de destruir el tumor maligno por medio de las drogas químicas peligrosas que traen efectos secundarios graves. En su lugar, inicia suaves y sofisticadas manipulaciones del sistema inmune natural del cuerpo, con el propósito de estimularlo para atacar y destruir las propias células cancerosas. Si el nuevo mecanismo de tratamiento, conocido como inmunoterapia, está a la altura de las expectativas, el mundo de la oncología podría someterse a una verdadera revolución dentro de pocos años.
"La nueva droga crea un verdadero potencial para curar una de las formas más letales de cáncer, con efectos secundarios tolerables", dice el Prof. Jacob Schachter, director del Instituto de Ella Sheba Medical Center para el melanoma. "Por otra parte, se altera por completo las hipótesis de trabajo en el tratamiento oncológico, ya que su mecanismo de trabajo es eficaz en la lucha contra otros tipos de cáncer asimismo. No hay duda hoy que el Santo Grial de la oncología está en la inmunoterapia, que ayuda al sistema inmunológico del cuerpo a destruir las células del tumor por sí mismo.
Fuente: Aurora Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.