2 muertos y 12 heridos en atentado en Jerusalén

Cultivar el Néguev, medio siglo de lucha en Israel
04/11/2014
Judío escapó de linchamiento en ciudad árabe israelí
10/11/2014
Una persona fue asesinada y al menos otras trece resultaron heridas cuando un terrorista palestino atropelló deliberadamente con una furgoneta a un grupo de peatones en la estación del tren liviano Shimon Hatzadik (Simón el Justo), ubicada sobre la calle Shimon Hatzadik, en el norte de Jerusalén, no lejos de la Municipalidad.
Poco después del ataque, uno de los heridos –identificado como un guardia de frontera– falleció a raíz de las heridas, cuando estaba siendo trasladado al Hospital Hadassa Ein Kerem de Jerusalén.
Cinco de las víctimas se encuentran en grave estado –al menos dos de ellas en estado de coma-, según los informes. Otras dos personas sufren heridas moderadas.
Según testigos oculares, el terrorista continuó manejando tras atropellar a un primer grupo de peatones que estaban parados sobre la ruta Uno de la capital. Luego embistió a otros transeúntes hasta que colisionó con un vehículo, y después con otro, hasta que se detuvo. Posteriormente, salió del rodado con una barra de hierro en la mano y comenzó a golpear a los caminantes.
Guardias de frontera, que se encontraban en la escena, abrieron fuego y abatieron al terrorista.
Una cámara de vigilancia muestra al terrorista conduciendo por la ruta Uno antes de ser alcanzado y eliminado por la Guardia de Frontera.
El terrorista abatido fue identificado como Ibrahim al Akari, de 38 años, integrante de la organización terrorista islámica Hamás.
Al Akari, oriundo del barrio de Shuafat de Jerusalén oriental, era padre de cinco hijos y hermano de Musa al Akari, quien fuera excarcelado en el intercambio para liberar al soldado Gilad Shalit, en 2011.
Musa al Akari fue deportado a Turquía tras ser condenado a tres cadenas perpetuas por integrar la célula que asesinó al guardia de frontera Nisim Toledano el 13 de diciembre de 1992, en Lod. Toledano fue ultimado por una célula de Hamás cuando acudía a su trabajo en el cuartel de esa ciudad.
Hamas elogió el atentado
Luego del ataque terrorista del miércoles 5 de noviembre de 2014, Hamas elogió el atentado y dijo que los palestinos deberían llevar a cabo más actividades terroristas.
"Felicitamos la actividad llevada a cabo por los héroes benditos de Jerusalem que apuntan contra soldados y fuerzas de seguridad. Este fue el resultado de los crímenes de los sionistas que siguen atacando a los devotos y violan los sitios sagrados palestinos", agregó la organización, indicó The Jerusalem Post.
"Pedimos que el pueblo de Jerualem y Cisjordania, y todos los palestinos, lleven a cabo más de esta actividades con toda la fuerza para defender la Mezquita Al-Aqsa", destacó.
Autoridad Palestina es responsable
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó al titular de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, “y sus socios en Hamas” por la “incitación” que fue “directamente responsable” de los recientes ataques terroristas perpetrados en Jerusalem en las últimas semanas.
El jefe de gobierno condenó el atentado en su discurso en la conmemoración anual del magnicidio de su antecesor Yitzhak Rabin hace 19 años, un “trauma terrible e histórico” que acabó con la vida de un líder que “entendía la centralidad de la seguridad de Israel”.
Netanyahu lamentó que “no haya habido cambio alguno en la sociedad palestina respecto de la aceptación del derecho del pueblo judío a su propio Estado”.
Emisarios de muerte palestinos
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, incentiva al terrorismo, dijo el ministro de economía de Israel, Naftali Bennett.
"Abbas es el conductor del auto de la muerte en Jerusalem y los terroristas son sus emisarios. El Estado de Israel debe decir alarmante que el gobierno de Fatah y Hamas es una autoridad terrorista y que debemos tratarla como tal", destacó.
Bennett también resaltó que no hay un sistema de defensa Domo de Hierro contra este tipo de terroristas. "Los ciudadanos de Israel no pueden vivir sin disuasión y soberanía en su capital. Nuestra seguridad no es un lujo", dijo.
Por su parte, el ministro de Construcción y Vivienda de Israel, Uri Ariel, dijo: "El terrorismo árabe en Jerusalem está creciendo. Quien no luche contra él cuando es pequeño está invitando al próximo ataque".
Además pidió que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, cambie las estrategias y castigue duramente a todas las muestras de violencia. "Solo una fuerte disuasión evitará un próximo ataque terrorista", dijo.
El viceministro de transporte, Tzipi Hotovely, destacó que el ataque mostraba que el Estado Judío está perdiendo la soberanía sobre Israel. "Un gobierno que entrega el control del Monte del Templo está permitiendo que el terrorismo eleve su cabeza en Jerusalem. La lucha por la capital israelí debe aumentar de nivel. Esta está bajo ataque y tratar de traer la calma solo muestra debilidad", dijo.
Fuente: Aurora Digital / AJN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.