Judío escapó de linchamiento en ciudad árabe israelí

Banco de Israel prevé crecimiento del 3% en 2015
05/11/2014
¿Los radicales son minoría en el Islam o es un mito?
15/11/2014
Varios jóvenes árabes enmascarados detuvieron un automóvil conducido por un judío y lo extrajeron de su vehículo en la ciudad árabe de Taibe, en el centro del país, en lo que pareció a todas luces un intento de linchamiento. El hombre fue salvajemente golpeado pero logró escapar con la ayuda de otros habitantes locales. Los agresores quemaron totalmente su automóvil. La víctima sufrió heridas leves.
La víctima de cuarenta años de edad, domiciliado en Natania, acudió a visitar a amigos en Taibe cuando fue atacado. Habitantes de la localidad lo condujeron hacia la entrada de la ciudad y llamaron a los paramédicos. El hombre fue trasladado a una estación policial cercana.
“He trabajado con árabes y tengo buena relación con ellos. No esperé que me pase esto a mí”, dijo a los paramédicos.
La policía lanzó una investigación para hallar a los atacantes, aunque aún no se detuvieron sospechosos.
Mientras tanto, manifestantes árabes quemaron neumáticos y arrojaron piedras en la ruta 444 en el centro del país. La policía y la unidad de elite de la policía (Yamam) arribaron a la escena y dispersaron a los revoltosos. Un adolescente de quince años de Taibe fue detenido. La ruta fue cortada al tránsito durante una hora y media.
En otro incidente una bomba Molotov fue arrojada contra el automóvil de Ruti Shapira, una madre de cinco niños del asentamiento de El Matan, en Cisjordania (Judea y Samaria). La bomba incendiaria hizo impacto sobre su automóvil mientras que los niños estaban dentro del vehículo; sin embargo, no se registraron heridos.
Alrededor de 40 revoltosos fueron arrestados, 26 de ellos de la aldea de Kafr Kana, la localidad de la Galilea, donde un árabe israelí fue ultimado por la policía. La mayoría de los detenidos son adolescentes.
En la Universidad de Haifa, cerca de 200 estudiantes árabes llamaron a una tercera intifada contra Israel. Una protesta similar tuvo lugar en la Universidad de Tel Aviv. Los manifestantes árabes se encontraron con la contra-protesta de un grupo de estudiantes judíos que los calificaron de “traidores”.
En el campo de refugiados de Shuafat, en Jerusalén, por quinto día consecutivo, enmascarados árabes chocaron con la policía de frontera. Palestinos enmascarados arrojaron bombas incendiarias a la policía en el barrio de A Tur y arrojaron piedras en Issawiya. Las fuerzas de seguridad respondieron con métodos antidisturbio.
Los disturbios se desataron cuando la policía dio muerte a Khayr al Din Hamdan durante un intento de arresto. Sin haber sido provocado, Hamdan corrió hacia un patrullero policial golpeando repetidamente con un puñal, de más de veinte centímetros, las ventanas del vehículo en un intento de asesinar a los policías. Las ventanas del rodado resistieron los golpes, los policías salieron del móvil y abrieron fuego contra el agresor cuando éste último estaba retrocediendo.
Fuente: Aurora Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *