La advertencia de Kristallnacht
13/11/2014
Palestina a 10 años de Arafat
19/11/2014
Por Jonathan Spyer
Un patrón emerge, queridos amigos. Los nombres de los cinco terroristas árabes palestinos que asesinaron o trataron de asesinar a israelíes en los principales incidentes en el último par de semanas son: Nur a Din Hashiya, Maher al Hashlamoun, Ibrahim al Akari, Abd al Rahman al Shaludi y Mutaz Hijazi.
Es interesante observar que todos estos hombres no son simples miembros del público árabe musulmán, sin afiliación previa, que de repente perpetraron actos de terrorismo (ha habido un número de incidentes relacionados con tales individuos sin afiliación en los últimos años). Más bien, todos son miembros de organizaciones palestinas. Hijazi y Hashlamoun son/fueron miembros de la Jihad Islámica. Los otros son/eran miembros de Hamas.
Por lo tanto se debería comprender: que estamos en medio de es una campaña orquestada, una declaración de guerra, si se quiere, donde los miembros de esas organizaciones parecen haber dado una instrucción general para salir a asesinar judíos. Dudo que haya algo más directo que esa instrucción general (excepto en el caso de Hijazi, que intentó matar a Yehuda Glick, donde sospecho de una mano organizacional que guía pudo haber estado involucrada. Este fue el único caso que involucró el uso de armas de fuego y un objetivo claro). Por lo tanto esto no es, en mi opinión, simplemente un brote de extraño y espontáneo de furia. Eso, y toda la histeria en torno a la "contaminación" del Monte del Templo por la presencia judía está siendo preparado rápidamente, por las organizaciones políticas.
En cuanto a por qué los islamistas palestinos podrían buscar la guerra en la actualidad -aquí, sólo se puede especular. La causa palestina ha sido bastante desatendida en los últimos años por parte del mundo árabe e islámico, debido a cuestiones de mucho mayor peso histórico que tiene lugar en los países de habla árabe del Oriente Medio. Tal vez los islamistas palestinos – “en la lona” (en mala situación financiera), aislados, y tras no haber logrado nada en la disputa militar reciente con Israel en la Franja de Gaza – esperan volver a galvanizar a su aventura cubriendo la fachada con el símbolo pan-islámico de la mezquita de Al Aqsa.
Si es así, es poco probable que el proyecto tenga éxito. Hay asuntos más importantes que atender en la región en este momento que la causa palestina, que alguna vez fue el emblema del arabismo sunita. Las cuestiones más importantes son el colapso de los Estados y la guerra contra los chiíes / la amenaza de Irán. Aún así, el esfuerzo actual es probable que encuentre eco en Occidente. Más importante aún, y trágicamente, más vidas israelíes son susceptibles de ser truncadas en el camino para derrotar a esta última agresión contra el patrimonio judío y su presencia en la zona entre el río Jordán y el mar Mediterráneo.
Fuente: Aurora Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.