Prisionero de Auschwitz encontró a su familia

¿Los radicales son minoría en el Islam o es un mito?
15/11/2014
Sofía Imber recibió Medalla Páez en Nueva York
21/11/2014
El prisionero de Auschwitz nº A7733, Menajem Bodner, un sobreviviente gemelo de los experimentos de Mengele, perdió a toda su familia cuando él era apenas un niño. Él todavía está en busca de su hermano gemelo, pero recientemente encontró a sus primos hermanos en California gracias a una genealogista persistente, y llevó a cabo un video chat con ellos la semana pasada. Además, por primera vez en su vida adulta, recibió una foto de sus padres, quienes fueron borrados de su memoria cicatrizada en Auschwitz y a quienes no había visto desde que la familia fue enviada a los campos por la Gestapo.
El viaje en busca de su hermano gemelo, Jeno, prisionero nº A7734, todavía continúa.
La página de Facebook “A7734: Buscando hermano gemelo Jeno (Jolli), sobreviviente de Auschwitz / Mengele”, que fue lanzada en abril de 2013, revela la historia personal de Menajem Bodner, un residente del centro de Israel, que sobrevivió al Holocausto por sí mismo aunque tenía menos de cuatro años de edad cuando fue llevado al campo con su hermano.
Al final de la guerra, fue adoptado en Auschwitz por dos sobrevivientes que le dieron su apellido, pero toda su vida sintió que su hermano gemelo también había sobrevivido. Por 68 años, él no supo lo que había sucedido con el resto de su familia.
Ayana KimRon, una genealogista diligente, encontró un mensaje que Bodner había escrito en un foro de raíces familiares en Internet, y aceptó el reto. Con sensibilidad y habilidad, ella abrió su corazón, y a través del número en su brazo y la búsqueda en diferentes archivos nazis, se las arregló para llegar a su verdadero nombre y el lugar de nacimiento.
Elias Gottesman era el verdadero nombre de Menajem. Jeno Gottesman era el nombre de su hermano gemelo que se había perdido en Auschwitz. Los dos nacieron en la zona de Mukacheve en las montañas de los Cárpatos en Hungría.
Gracias a estos detalles, KimRon localizó parientes en Israel que la ayudaron a descubrir lo que pasó con la madre, Roza, que sobrevivió a la marcha de la muerte desde el campo de trabajo de Flossenbürg y se las arregló para volver después de la guerra a su ciudad natal, donde fue asesinada en 1946 por manifestantes anti-semitas.
Pero demasiados extremos de la historia quedaron sin resolver. Poco a poco, a través de un esfuerzo intercontinental, se las arregló para darle respuesta a estos eslabones también.
Una compañía estadounidense se ofrece a ayudar
Tras la publicación, KimRon comenzó a recibir una gran cantidad de información a través de correo electrónico, pero nada dio lugar a un gran avance. Por esto, ella decidió centrarse en la madre, Roza.
“Recibí una pista de que la hermana o la tía de la madre -no estaba del todo claro- probablemente había emigrado a los Estados Unidos a principios del siglo XX, años antes de la guerra”, dijo KimRon. “Todo lo que tenía era un nombre, Mary. No sabía su apellido ni dónde se encontraba en el árbol genealógico.
“Comencé a usar mi método para buscar todos los archivos de inmigración de Estados Unidos y realmente no encontré nada, así que decidí hacer una apuesta sabia: asumir que ya que Mary es un nombre de origen Anglosajón, que no es tan común en Europa del Este, probablemente entró a los EE.UU. con un nombre diferente. Así que la puse a un lado y dejé que el destino decidiera jugar el juego”.
Y así fue. El pasado mayo, KimRon recibió una notificación de un nuevo correo electrónico. Cuando la abrió, se encontró con una interesante propuesta de la compañía 23andMe, que se considera uno de los tres principales bancos de ADN en el mundo.
“Ellos leyeron las publicaciones y ofrecieron su ayuda,” dice ella. “Le pidieron a Menajem que donara una muestra de ADN, y si el sistema encontrase algún emparejamiento -sobre la base de la pequeña posibilidad de que su hermano gemelo, haya dado una muestra de ADN en los E.E.U.U.- sería su modesta contribución al proyecto.
“Menajem proporcionó una muestra y la enviamos. A partir de ese momento, cada vez que el sistema encuentra una coincidencia, recibo una notificación por correo electrónico. He recibido bastantes correos electrónicos sobre niveles distantes de relación, pero ninguno de ellos era lo suficientemente interesante y Menajem pidió no ser actualizado sobre las relaciones distantes para que esto no ejerciera una carga mental sobre él”.
El gran avance llegó el 17 de octubre. El título del mensaje era: “Le encontramos una nueva relación.”
“Me falta un latido del corazón cada vez que llega un correo electrónico de este tipo”, explica KimRon. “Me fui para ver el nuevo emparejamiento. Fue un perfil anónimo, pero el sistema lo marcó como un primo hermano, y la compañía me informó que era un ‘emparejamiento definitivo’. Como investigadora, lo dudaba”.
“Envié una invitación al perfil anónimo para aclarar la relación, junto con un pequeño prólogo de Menajem como un sobreviviente del Holocausto que está buscando a sus familiares y quien no tenía información de su identidad durante muchos años. Pero no obtuve respuesta. Revisaba la bandeja de entrada cada tres horas, y no había nada.”
“He revisado el perfil una y otra vez, vi que tres países se introdujeron en las definiciones -Estados Unidos, Eslovaquia y Ucrania- y dos apellidos -Berger y Burstein- y que el grupo de ADN pertenece a la madre.
“Fue un emparejamiento dramático. Una de las hipótesis es que Berger era el apellido de soltera de la madre, y el hecho de que ponen Eslovaquia y Ucrania, junto con los EEUU fue suficiente para que yo concluyera que pude haber encontrado una conexión con Mary.”
En esta etapa, la búsqueda se centraba en dos bases de datos estadounidenses: Ancestry y Ellis Island.
“Busqué una mujer llamada Berger quien se había casado con un Burstein y me encontré con los documentos de matrimonio en las bases de datos”, relata. “Descarté todas la Bergers que no habían nacido en Hungría y me quedé con dos parejas Berger-Burstein. Y entonces saltó de la página: Mary Burstein, de soltera Berger. Mi corazón se saltó un latido y entré al documento.
“Resultó ser que Mary nació en un pueblo remoto en las montañas de los Cárpatos, que solían ser parte de Hungría y ahora es Ucrania. Ese es el pueblo donde nació Roza, la madre de Menajem. Y el padre de Mary tenía el mismo nombre que el abuelo de Menajem. No había lugar para la duda -Mary es la hermana de Roza. Conseguí a la Mary que estaba buscando”.
Para los genealogistas expertos, las bases de datos son un tesoro. Todo lo que tienen que saber es cómo excavar a través de ellas con el fin de encontrar la información requerida. Después de localizar a Mary, KimRon encontró su lugar de entierro en la web e incluso una imagen de la tumba, “con su nombre en yiddish en ella y Mary Burstein en inglés.” Bingo.
De repente, la memoria tiene una cara
Mary tiene tres hijas, y las tres todavía viven en los E.E.U.U. Los documentos de la base de datos revelaron su identidad, su lugar de nacimiento, a dónde se mudaron, y cuándo enviudó Mary.
En esta etapa, KimRon tuvo cuidado de no decirle a Menajem sobre el avance ya que tenía miedo de decepcionarlo si resultaba que estaba equivocada. “Me detuve a beber agua y relajarme, respiré profundo y consideré si debía decirle a Menajem o no. Pero decidí esperar.”
El temor se alivió sólo después de que llegó una respuesta del perfil anónimo, de una de las hijas de Mary en California. “Nuestra familia entera murió en el Holocausto”, decía en el correo electrónico. “No toda la familia”, respondió KimRon. “Usted tiene un familiar en Israel.”
KimRon actualizó a Menajem sobre la cadena de acontecimientos. Él estaba emocionado. “Fue el descubrimiento más emocionante que jamás había experimentado”, dijo. “El ADN no dejaba lugar a dudas.”
La prima dijo que nunca había imaginado que ella tenía parientes que sobrevivieron al Holocausto. Ella explicó que ella había dado la muestra de ADN en el pasado por necesidades médicas. Ella dijo que había oído hablar mucho de la tía Roza, la madre de Menajem, que era la hermana favorita de su madre. Su hija, la nieta de Mary, incluso lleva su nombre.
Resulta que Mary, había emigrado a los E.E.U.U. en 1920, y las hermanas perdieron contacto entre sí de inmediato al inicio de la Segunda Guerra Mundial. Ella le dijo a sus hijas que ella sabía que algo malo había sucedido cuando las cartas que había enviado Roza no llegaron a su destino y fueron enviadas de vuelta a los EEUU.
Menajem no recordaba cómo se veían sus padres. Todo lo que tenía era un vago recuerdo de un niño de tres años de edad, que fue abandonado solo en el mundo. Sólo una mezcla de imágenes y colores extraídos de la casa por la Gestapo.
“¿Tienes alguna foto de Roza?” KimRon le preguntó a la prima, quien respondió que sí. Rápidamente envió por correo electrónico una foto que muestra claramente a Roza e Ignatz Gottesman, los padres de Menajem.
Los padres, que hasta hace dos semanas no tenían rostro en la memoria cicatrizada de Menajem, de repente estaban mirando a la cámara. En este largo viaje en busca de sus familiares, el momento más emocionante fue cuando Menajem recibió por primera vez la imagen de sus padres. Aparte del pelo rubio de su madre, él no podía recordar nada. Todo fue borrado por Auschwitz.
¿Qué pasó con Jeno?
El domingo pasado, en la casa de KimRon en la ciudad israelí de Hod Hasharon, Menajem Bodner conversó con sus familiares en los E.E.U.U. a través de una video llamada por primera vez. Por alrededor de dos emocionantes horas y media, Bodner y KimRon llegaron a hablar con las tres hijas de Mary, sus hijos y sus nietos.
Las hermanas le dijeron a Menajem todo lo que sabían acerca de su madre, que ella era una costurera y bordadora profesional, que había sobrevivido a la guerra, pero que fue asesinada por los protestantes más adelante.
“Ellas fueron sensibles y tenían miedo de causarle dolor,” dijo KimRon. “Ellos no preguntaron nada sobre el Holocausto. Querían saber lo que había hecho en Israel y le pidieron que les contara sobre su familia”.
Antes de concluir la conversación, acordaron reunirse en los E.E.U.U. para llegar a conocer a toda la familia. En el momento en que el video chat había llegado a su fin, Bodner estaba resplandeciendo, feliz. Fue otro momento en la montaña rusa emocional que había experimentado en el último año y medio, gracias a KimRon.
Sólo una cosa permanecía sin resolver: ¿Qué pasó con Jeno, el hermano gemelo? Los parientes en California ofrecieron ayudar y se comprometieron a hacer todo lo que esté a su alcance en los EEUU para ayudar a resolver el misterio.
KimRon y Bodner se sienten particularmente optimistas. Sienten que han dado un paso más hacia el hermano perdido.
Mientras tanto, Menajem se aferra al único recuerdo que tiene de él: estar acostado en la cama con los ojos cerrados, soñando profundamente. Durmiendo en la cama que compartían, lado a lado, hasta que los hombres de la Gestapo llamaron a la puerta de la casa. Esa es la única imagen de su hermano gemelo grabada en su memoria.
Fuente: YnetNews

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.