Israel creó células humanas primordiales

El Estado Islámico y su forma de imponer gobierno
31/12/2014
Terrorismo en supermercado judío de París
09/01/2015
Un grupo conjunto israelí-británico anunció un avance en revertir las células adultas en células germinales humanas primordiales en el laboratorio -en otras palabras, en las células embrionarias que dan lugar a los espermatozoides y los óvulos.
Esta es la primera vez que las células humanas se han programado para "retroceder en el tiempo" en esta etapa temprana de desarrollo, dicen los científicos.
El trabajo de hacer retroceder el tiempo en las células adultas hecho por grupos en el Instituto Weizmann de Ciencias y la Universidad de Cambridge
Su estudio, publicado en la revista Cell, podría ayudar a arrojar luz sobre los problemas de fertilidad y las primeras fases del desarrollo embrionario.
Un feto, como es sabido, se desarrolla a partir de una sola célula (llamada cigoto) creada por la fusión de óvulo de la madre y el espermatozoide del padre. El cigoto se divide en dos iguales, que cada uno se divide en dos iguales, hasta que la diferenciación celular se inicia en la etapa siguiente, que es cuando las células germinales se crean – a partir del esperma y los óvulos.
Una vez que comienza la diferenciación, no se va hacia atrás, lo que solía molestar a los científicos. "Los investigadores han estado tratando de crear células germinales primordiales humanas durante años", comenta el Dr. Jacob Hanna del Departamento de Genética Molecular del Instituto Weizmann, quien dirigió el estudio junto con la estudiante de investigación Liji Weinberger.
Los esfuerzos para enviar las células adultas atrás en el tiempo, por así decirlo, realmente despegaron en 2006 con el desarrollo inducido de células madre pluripotentes (iPS) -células adultas
cuyo desarrollo se había invertido, por lo que parecían y actuaban como células madre embrionarias, y se podría entonces teóricamente diferenciarse en cualquier tipo de célula.
Científicos japoneses involucrados en la investigación trabajaron en células de ratón, pero los esfuerzos para hacer lo mismo con células humanas fracasaron. Esta ha sido la primera empresa que funcionaba, después de la investigación sobre cómo difieren las células pluripotentes inducidas de ratón y las células humanas.
Por razones desconocidas, las células embrionarias de ratón fácilmente se pueden mantener en su estado de células madre en el laboratorio. Las células madre pluripotentes inducidas humanas, tienden a diferenciarse.
Hanna y el equipo crearon un método para someter el mecanismo genético responsable de esta diferenciación, con la creación de una célula madre humana y lograron inducir a éstas a diferenciarse en lo que sin duda parece ser células germinales primordiales.
Junto con el grupo de laboratorio del Prof. Azim Surani de la Universidad de Cambridge, los científicos probaron más allá y refinaron el método conjuntamente en ambos laboratorios.
¿Será la ciencia capaz de comenzar a partir de células adultas y someterlas a la reversión, y crear espermatozoides y óvulos en tubos de ensayo? No en el corto plazo; Hanna plantea células germinales primordiales son sólo el primer paso en esa tarea. Pero un día podría ser factible, lo que en teoría podría permitir a las mujeres que se han sometido a quimioterapia o tienen menopausia prematura, poder concebir.
Mientras tanto, el estudio ya ha dado algunos resultados interesantes. Se descubrió un gen llamado Sox17 que dirige la célula madre humana para diferenciarse en una célula germinal primordial. Esta no existe en ratones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *