CAIV y Yad Vashem honraron a los caídos
08/05/2015
Palabras de Saúl Levine en Séder Interconfesional 2015
02/06/2015
La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), en representación de la comunidad judía del país, ante las declaraciones y comentarios con respecto a la visita a Venezuela del canciller de la Autoridad Nacional Palestina, Señor Riad Malki, cumple con el deber de expresar públicamente lo siguiente:
1.- El Estado de Israel ha sido legítimamente declarado el 14 de mayo de 1948, en concordancia con la Partición del territorio del entonces Mandato Británico de Palestina, según resolución de la ONU del 29 de Noviembre de 1947.
Venezuela votó a favor de la partición de Palestina para la conformación de un Estado Judío y uno Árabe.
En atención a lo anterior, nos permitimos solicitar el cumplimiento formal, expreso y tácito, del reconocimiento del derecho a la existencia del Estado de Israel. 
2.- Jerusalén es una ciudad que fue fundada hace más de 3.000 años por los israelitas, en particular por el Rey David.  Es por lo tanto una ciudad judía, con pruebas bíblicas, históricas, antropológicas y de toda índole, que corroboran su origen, desarrollo y la presencia permanente de judíos, elementos judíos, cultura judía y ambiente judío desde su fundación misma y hasta nuestros días. Esto sin menoscabo del vínculo que tienen con Jerusalén, otras confesiones como la cristiana y la musulmana.
3.- El espíritu de algunos comentarios y declaraciones en el transcurso de la visita del Señor Malki tiende a satanizar al Estado de Israel, mostrando una visión sesgada respecto a un conflicto que es delicado y complicado. Con este tipo de declaraciones e interpretaciones, creemos que no se contribuye al objetivo de lograr una paz duradera entre las partes en conflicto. Nos preocupa las consecuencias que puedan haber para con la Comunidad Judía de Venezuela, que mantiene nexos estrechos de identificación, solidaridad y afinidad con el Estado y Pueblo de Israel, por obvias razones religiosas e históricas. 
Caracas, 22 de mayo de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *