Imagen no disponible
Shalom: Conozcamos a la comunidad judía de Varsovia
18/10/2015
Los Justos entre las naciones y el Holocausto
27/01/2016
“La noche de los Cristales Rotos (Kristallnacht o Novemberpogrome), fue una serie de progroms  y ataques combinados ocurridos en la Alemania nazi (comprendiendo Austria también) durante la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 y llevado a cabo por las tropas de asalto de las SA conjuntamente con la población civil, mientras las autoridades alemanas observaban sin intervenir.
Presentado por los responsables nazis como una reacción espontánea de la población tras el asesinato, el 7 de noviembre de1938, de Ernst vom Rath, secretario de la embajada alemana en París por un joven judío polaco de origen alemán, Herschel Grynszpan, los pogromos fueron ordenados en realidad por el canciller del Reich, Adolf Hitler, organizados por Joseph Goebbels y cometidos por miembros de la Sturmabteilung (SA), la Schutzstaffel (SS) y las Juventudes Hitlerianas, apoyadas por el Sicherheitsdienst (SD), la Gestapo y otras fuerzas de la policía.
Estos pogroms fueron dirigidos contra los ciudadanos judíos y sus propiedades, así como también la destrucción de las sinagogas de todo el país.  Los ataques dejaron las calles cubiertas de vidrios rotos, pertenecientes a los escaparates de las tiendas y a las ventanas de los edificios de propiedad judía.
Al menos 91 ciudadanos judíos fueron asesinados durante los ataques y otros 30 000 fueron detenidos y posteriormente deportados en masa a los campos de concentración de Sachsenhausen, Buchenwald y Dachau.  Las casas de la población judía, así como sus hospitales y sus escuelas fueron saqueadas y destruidas por los atacantes, demoliéndolas con mazos.
(Con el MAZO dieron y con el MAZO recibimos… entonces, ahora)…..
Más de 1000 sinagogas fueron quemadas —95 solo en Viena— y más de 7000 tiendas de propiedad de judíos fueron destruidas o seriamente dañadas.8
La Kristallnacht fue seguida por una persistente persecución política y económica a la población judía, y es considerada por los historiadores como parte de la política racial en la Alemania nazi y el paso previo del inicio de la Solución Final y del Holocausto.
Lo que acabo de leer, es una lacónica crónica de La Noche de los  Cristales Rotos.  Lo ocurrido hace 77 años se recuerda y se relata así.
Para nosotros, nuestros hijos y los que vengan, este tipo de notas, historia poco sentida, puede ser lo que quede del episodio más triste de la historia del pueblo judío y de la humanidad, si es que el término “humanidad”  aplica en este caso.
Hoy en día, cuando desaparecen, por razones de edad, quienes sobrevivieron la Shoá, cuando el testimonio de la vivencia ya no se encuentra… el olvido y la poca importancia a los hechos ocurridos puede tomar lugar.
Algo peor que ello ocurre: la negación de la Shoá, la puesta en duda de lo ocurrido, la comparación con otros episodios tristes, sí,  pero… incomparables.
¿Y… en que se basa esta corriente olvidadora o negacionista?
¿Este fenómeno de seguir en el antisemitismo disfrazándolo de cualquier ropaje algo más vendible o políticamente correcto?
Se basa en la MENTIRA y en la COMPLICIDAD. En el silencio, no precisamente de los inocentes.
En nuestras casas y oficinas, pero muy especialmente en las noches, nos sentamos frente a cristales que se rompen.  Sí.
Los televisores de tubos catódicos, los ya antiguos, tienen un cristal.  Las pantallas de los nuevos aparatos son de plasma o de cristal líquido.  Los monitores de nuestros computadores son también de cristal.
Todas las noches hay cristales rotos.  Vidrios partidos.
A través de esos cristales, bien sea en noticieros de TV, navegando por internet, accesando las llamadas redes sociales…   los judíos somos desprestigiados.  Atacados. Vilipendiados.
Israel, el Estado Judío, el equivalente al judío de la sociedad en el concierto de naciones, es atacado, juzgado y condenado.  En base a infundios y mentiras. Difamaciones y juicios errados.
El sionismo, el movimiento de liberación nacional del pueblo judío que tuvo como objetivo y logro el establecimiento de un estado judío en los confines que fueron del Reino de Israel y de Judea, y que no es más que eso: un movimiento de liberación nacional…. es manoseado y utilizado a placer por quienes odian a los judíos.
En esta noche de recuerdo de cristales rotos no nos engañemos, los antisionistas son los antisemitas con alguna máscara distinta. El mismo odio en el corazón…
Y esta negación del derecho de los judíos a un estado independiente, del derecho de los judíos a un estado judío, democrático, plural, con apego a los derechos humanos… pero judío, es una manifestación de antisemitismo.
Acusar a Israel de crímenes que no comete, ni cometió ni, cometerá; juzgar sus reacciones de defensa con un criterio que no aplica a ninguna otra nación del mundo, pedirle sacrificios y concesiones que ponen en peligro la vida de sus ciudadanos… es antisemitismo.  No vale la pena que nos engañemos ni tratemos de dorar la píldora.
Estas cosas, estas campañas como la del BDS: Boycot, Desinverión y Sanciones contra Israel, con miras a estrangularlo y deslegitimarlo, ocurren porque el mundo guarda silencio, no dice la verdad y es cómplice.
La Europa mayoritariamente cristiana, América Latina cristiana … Occidente de tradición judeo crsitiana…. ¿No puede levantar la voz y declarar, fuerte y claro, que los judíos tienen derecho a la llamada Tierra Prometida, que existió Jerusalén judía hace miles de años y que Jesús nació en esas tierras? ¿Qué pasa? ¿Por qué tanto silencio? ¿Tanta complicidad? ¿Por qué mentir y tolerar la mentira?
Cuando quienes proclaman la destrucción del Estado de Israel, y amenazan con borrarlo del mapa son aceptados en el concierto de naciones.  Cuando uno de estos amenazantes regímenes se lanza en un programa de obtención y generación de energía nuclear, suscribe acuerdos y sostiene negociaciones con las naciones occidentales que son el ejemplo aparente de la democracia, la libertad y los derechos humanos… ¿de qué estamos hablando? ¿De apaciguamiento? ¿De complicidad? ¿De miedo al bandido? ¿De antisemitismo latente de occidente y vibrante de otros lados?
Ya Chamberlain apaciguó a Hitler firmando un acuerdo y el mundo tuvo sangre, sudor y lágrimas.  Los judíos en las mayores cantidades….
Cuando estas cosas las leemos en internet, las vemos en TV… esos cristales se rompen ante nuestros ojos. Los ojos judíos.  Ojos de dolientes y ojos de víctimas…..
En Venezuela, tenemos a Dossier, con Walter Martínez, a Zurda Konducta… rompiendo cristales todas las noches.
A Aporrea, aporreando cristales
Al presidente de la Asamblea rompiendo cristales con un mazo blandiente…
Todas las noches hay cristales rotos.
Voy a permitirme contarles una historia, de un hombre que conocí bien.
Me contaron, porque el directamente nunca me lo contó, que fue deportado de un pueblo de Hungría en un día de Shavuot, con buena parte de su familia.  Su madre y hermanos.  Al llegar a su destino, su madre y un hermanito iban en una fila y él, en otra.  Niños los dos, él le decía a su hermanito que fuera con su madre. Quizás hasta riñeron al respecto.  El hermanito fue con su madre, ambos a la fila de la muerte y las cenizas.
Muchas veces miré a los ojos de este hombre y nunca le pregunté los detalles de esta historia.  En su mirada a veces vidriosa, debo decir que había bondad y resignación, espíritu de lucha y superación… pero en lo vidrioso de la misma nunca dejé de ver un atisbo de decepción, tristeza y amargura por lo sucedido.  Fundó una buena familia, de buenos judíos, y llegó a ver bisnietos….  Pero nunca creo que cambió su mirada.
Ese hombre murió el 28 de Octubre de 2015, y fue enterrado en Jerusalén.  A los siete días de su entierro, siguiendo alguna de la costumbres, se le colocó una lápida.  Generalmente la lápida se coloca más tarde, a los treinta días, a los varios meses…  En los bordes de la lápida, están inscritos los nombres de sus familiares que perecieron en la Shoá, el de su hermanito también.  Shabtai.  Quizás ya habían esperado demasiado todos ellos para tener tumba y epitafio….
Ese hombre era mi suegro, Nissim Ben Moshé Moskovitz.
Por respeto a él, y a todos aquellos que no tienen tumba ni epitafio.  Por respeto a todos los sobrevivientes,  por respeto a Trudy Spira Z’L, David YIsrael e Hilo Ostfeld, Roby Croirtoerescu, Eric Scwartz…. Y todos los sobrevivientes, que tengan salud y vida larga,  es que no podemos dejar que se rompan cristales, o quienes los rompan queden impunes.
La historia de mi suegro, la pueden ver en internet, en una también lacónica página que relata su peregrinar por varios campos de la muerte.
Cada sobreviviente tiene una historia triste que vivió y ha debido contar.  Cada uno y todos ellos han tenido y tienen las noches sin sueño que les deseamos sólo a nuestros peores enemigos.
TIPOL ALEEM EMATÁ Vepajad.
Shefoj Jamtja la Agoyim Asehr lo YEdauja… Ve Al Mamlajot aher beshimjá lo karau.  Ki Ajal et Yaakov ve et NAvehu HEshamedú.
Shefoj Aleem Zameja vajaron Apeja yasiguen. Tirdof behaf Vetashmiden mitajat Sheme Adonai
No podemos permitirnos que olvidemos, que no nos importe, pase el tiempo y nos vuelva a suceder.  Es nuestro deber despertar la pasión por defender la causa judía, denunciar a los agresores, desenmascarar a los mentirosos.  Evitar la impunidad. No podemos dejar estas historias dormir el sueño de los justos, que se caiga en el olvido, en historia muerta.  Que las generaciones por venir se limiten a ver lacónicas historias en búsquedas de internet y museos con poca asistencia.
Los judíos hemos sido bendecidos con Medinat Israel, Reshit Semijat Guelatenu.  Principio de nuestra redención. Por la memoria de nuestros muertos, por la vida de nuestros hijos, es nuestro deber defenderlo y apoyarlo… y eso es lo que hacemos, eso es lo que  haremos.
Y por ellos estamos claros, tristemente claros, que aquellos que adversan a Israel, al Sionismo…. Son los antisemitas de hoy, los rompe cristales de nuestros días.  Claro, que por tener Estado Judío, porque HAY PATRIA, mística y voluntad…. No pasarán de eso: de romper vidrios, cristales… decir mentiras.
Dejad que los perros ladren mientras la caravana avanza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *