Equipo israelí observó involución en una medusa

Israelíes mejoraron memoria de ratones con Alzheimer
20/12/2015
Hasbarapp, la primera App para defender a Israel
24/01/2016
Un equipo de la universidad de Tel Aviv espió la evolución de unas medusas "hacia atrás", un raro hallazgo de "extrema" evolución regresiva, en el cual un organismo multicelular renuncia al cerebro y a los músculos para convertirse en un parásito microscópico que infecta a los peces.
Para la mayoría de la gente, "evolución" a menudo significa progreso. Una persona especialmente sensible o reflexiva, por ejemplo, está "evolucionando". Nos imaginamos la selección natural como una progresión gradual desde las amebas a los seres humanos. Pero los biólogos han sabido hace tiempo que los organismos pueden perder muy fácilmente características y complejidad con el tiempo.
La investigación dirigida por la Prof. Dorothée Huchon de la Universidad de Tel Aviv ha encontrado que un primo cercano de la medusa se ha convertido en un parásito microscópico. Aunque la evolución "regresiva" es bien conocida por la ciencia – se cree que ciertas especies de peces han perdido la vista y hay serpientes que una vez tuvieron pies. "El parásito myxozoa es de hecho un caso extremo", comenta la genetista israelí Eva Jablonka de la Universidad de Tel Aviv.
Huchon y su equipo internacional secuenciaron el genoma de los myxozoans, los parásitos microscópicos que infectan a los peces. Ellos descubrieron que los organismos son cnidarios altamente degenerados – un phylum que incluye medusas, corales y anémonas de mar.
Huchon, dijo que la idea de que los myxozoans tuvieron a las medusas como ancestro se planteó antes como hipótesis antes, pero que su equipo lo ha comprobado. En otras palabras, este parásito – que es unicelular – perdió una cabeza, un sistema nervioso y la comunicación celular en su viaje evolutivo. Añadió que la mayoría la vida en la tierra es unicelular y que ha "sólo después de varias etapas en la evolución los organismos multicelulares se fueron formando". Pero la evolución de los organismos multicelulares en organismos unicelulares es algo más raro.
El pariente más cercano de los myxozoans es el Polypodium hydriforme, un parásito que infecta los huevos de caviar, observa Huchon. El organismo se apaga y vuelve a vivir cuando vuelve a infectar a un huevo. Ella cree que los myxozoans también eran medusas parasitarias que con el tiempo evolucionaron permaneciendo cerca de su anfitrión. Los parásitos, señaló, tienden a ser más eficientes si tienen un genoma pequeño, por lo que pierden características que no son importantes.
Jablonka, que se especializa en genética y filosofía de la biología, dijo que la investigación de Huchon es interesante porque los myxozoans contienen sólo unas pocas células nerviosas y no hay músculos.
"Por lo general, los nervios y los músculos van de la mano, pero los myxozoans perdieron sus músculos. Esto es muy interesante para los biólogos", añadió.
De hecho, Jablonka explicó, hay una idea de que los nervios se desarrollaron no sólo una, sino en dos ocasiones diferentes. Algunas criaturas, como las esponjas, se cree que una vez tenían un cerebro y lo perdieron, señaló.
En cuanto a la idea de que la evolución es un proceso progresivo, Jablonka dice que es una "intuición ingenua" con orígenes en el siglo XVIII.
"La idea de que estamos mejorando con el tiempo y que esto sea asociado con la complejidad es ingenua. Cualquiera que haya pensado en esto sistemáticamente desde Darwin y Lamarck ha entendido que esto no es cierto", dijo. "Cuando nos fijamos en el árbol evolutivo, se ve todo tipo de direcciones. Se puede ver la regresión, la progresión, progresiones ligeras, e incluso saltos", añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.