Pésaj Mitzraim, Pésaj de los Ghetos

Imagen no disponible
Palestinos sin líderes
14/04/2016
Imagen no disponible
Si te olvidare, oh Jerusalén…
02/05/2016

Por Rab. Iona Blickstein
Lean por favor la plegaria que elevaron, víspera de Pesaj, los sentenciados a muerte en los campos de concentración.
Padre Celestial, es manifiesto y sabido ante Ti, que es nuestra voluntad, hacer Tu voluntad y festejar la festividad de Pesaj, ingiriendo la "matzá" y observando la prohibición del "Jametz"].
"Pero tenemos un gran dolor en el corazón, porque la esclavitud avasalladora nos impide realizarlo, y nosotros estamos en peligro de muerte, estamos preparados a cumplir con Tu imperativo, "Y vivirás en ellas" (vajai bahem) – y no morir en ellas, (velo iamut bahem) y escuchar Tu advertencia, "guárdate por eso, y guarda tu alma mucho". (Dvarim 4:9).
"Por eso elevamos a Ti, nuestra plegaria, que nos des vida, y que nos hagas existir, que nos redimas de inmediato, para cuidar Tu ley, hacer Tu voluntad y servirte con pleno corazón, amén".
Esta oración, expresa el concepto de libertad en todo el sentido de la palabra.
El judío, tomó en la noche de Pesaj, la mísera rodaja de pan, que le dio el enemigo, (haciéndole un gran favor), y con unción y fervor, con tristeza y dolor, recitó la plegaria mencionada, antes de pronunciar el "hamotzi".
Mordió el duro pan, con ojos cerrados, y gran pena en el corazón, lo masticó con profundo fervor, cumpliendo así la mitzva de comer "matza"…. y para su gran sorpresa, probó el gusto de la libertad.
Un hilo largo, se tiende entre el 1er Pesaj que festejaron los hijos de Israel en Egipto, cuando salieron a plena luz del día de su exilio, cuando la nube de fuego los protegió en su travesía, a aquella terrible plegaria redactada en honor de Pesaj, allá en las profundidades de las atrocidades del siglo XX.
Y entre estos dos eventos tan diferentes, conocemos la existencia de muchas "noches de Pesaj", aquellas que fueron festejadas, en presencia de multitudes, y esplendor en el Sagrado Templo, y aquellas llenas de miedo y temor, a las escondidas por miedo de los sicarios de la inquisición española, del gobierno Ruso, en la Rusia Soviética.
Y junto a ellas las bellas noches de Pesaj, en años de paz y prosperidad, pero también noches de horneo de matzot, en la clandestinidad, y de sedarim en ghetos y campos de concentración, poniendo en peligro vidas de judíos.
Todas estas noches son una sola pieza, todos son en recuerdo de la salida de Egipto, todos expresan la idea de liberación del pueblo de Israel.
Pero el Pesaj mas emocionante de todos, en el cual se logró alcanzar la libertad, fue sin duda alguna el representado por aquella plegaria.
¿Que significa libertad?
Libertad es un estado anímico, que no depende de condiciones externas, y que expresa la completa fidelidad, aunque la realidad sea difícil.
Un hombre libre es aquel que se sitúa en un lugar y es fuerte como una piedra, nada puede derribarlo:
1. Ni opresión
2. Ni martirio
Así lo define judaísmo
En Egipto HaShem ordenó extirpar el exilio de su espíritu, liberarse de la esclavitud a la cultura Egipcia, por eso ofrendaron el korban Pesaj, la ofrenda pascual, habría de faenarlo, sin tener en cuenta las miradas llenas de ira de los egipcios.
Y lo hicieron, sin miedo.
Y durante los años así lo demostraron.
Y también en los campos de concentración.
Y en el camino a las cámaras de gas.
Todo judío, que es fiel a su pueblo y a su tradición, es un hombre libre, fiel a su D-s, es un hombre libre como lo fueron nuestros hermanos en Auschwitz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.