Israel ayudó a damnificados de Manabí por el terremoto

ONU felicita a Israel por lucha contra corrupción
17/04/2016
Israel conmemoró Yom Hazicaron 2016
10/05/2016
El gobierno de Israel entregó la mañana de este jueves ayuda humanitaria para los habitantes de Canoa, cantón manabita afectado por el terremoto del pasado sábado 16 de abril que azotó parte del norte de la provincia de Manabí y el sur de Esmeraldas.
El cónsul de Israel, Johny Czarninski, encabezó la ayuda humanitaria que tuvo el apoyo del coronel José Núñez, del Ejército ecuatoriano; la ayuda consistió en colchones, víveres y agua.
Israel también aporta con médicos especializados quienes arribaron el pasado 21 de abril a Canoa para atender en un campamento.
Ayuda la primera semana
Ocho rescatistas de IsraAID llegarán esta semana a Ecuador para ayudar a los afectados del terremoto que golpeó las costas del país el sábado y que tuvo su peor réplica ayer. “Hay lugares donde las carreteras se dañaron y aunque hay muchísimas donaciones, no pueden llegar a los lugares”, explicó Yehuda “Udi” Avivi a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
Ante el terremoto de magnitud 7,8 que dejó más de 570 muertos en Ecuador, Yehuda “Udi” Avivi, cónsul de Israel en Quito dialogó con la Agencia Judía de Noticias (AJN) sobre la difícil situación que están viviendo y subrayó los esfuerzos que se hacen para ayudar a los más afectados: “Vamos a mandar rescatistas de Israel: llegarán ocho personas junto a otros rescatistas de EEUU, que pertenecen a la organización “Heart to heart”, de la comunidad judía. Van a hacer un campamento juntos, están colaborando con nosotros, con la embajada y con nuestro cónsul honorario en Guayaquil”.
“La situación todavía es muy grave. Llegaron equipos de varios países, más que nada de América Latina, desde Bolivia, Venezuela, Honduras, El Salvador, Colombia, Chile, Argentina, Cuba. También llegaron de Suiza y 80 personas de España”, describió Avivi.
El sismo fue el peor desde 1979, con más de 4 mil heridos, cientos de desaparecidos e inicialmente destruyó unos 800 edificios. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calculó los daños en 3 mil millones de dólares, "dos o tres puntos del PIB".
En cuanto a las relaciones con el Gobierno, el cónsul destacó que están “en contacto directamente con el presidente, después con el Ministerio de Relaciones Exteriores y con la cooperación internacional”.
Además, Avivi afirmó: “Estamos mandando camiones llenos de víveres, donación del Estado de Israel y del cónsul honorario en Ecuador, a los lugares que fueron afectados. Uno de los problemas es la coordinación logística. Es difícil porque el daño es enorme, es en una zona gigante y es muy difícil organizar y llegar a todos los lugares a tiempo”.
“En total llegaron 408 personas del exterior, más los ecuatorianos y a ellos se van a sumar los israelíes y los de EEUU. Hay lugares donde las carreteras se dañaron y las 140 réplicas de los temblores hicieron que aunque hay muchísimas donaciones, no pueden llegar a los lugares. Entonces hay lugares que no tienen agua, no tienen luz, no tienen alimentos y tampoco medicinas. Todavía la situación crítica sigue”, agregó.
Entre las réplicas, ayer un nuevo sismo sacudió a Ecuador, sólo cuatro días después del primer terremoto, con una magnitud de 6,1 según el Instituto de Estudios Geológicos de Estados Unidos.
El epicentro del nuevo sismo estuvo a una profundidad de 15,7 kilómetros y se ubicó a 25 kilómetros de Muisne y a 73 kilómetros de Propicia, poblados de la ya muy afectada costa ecuatoriana sobre el Pacífico.
“Miedo hay y no hay ninguna ciencia que pueda definir cuándo habrá otro sismo y cuál será su magnitud, si es que hay más réplicas. Todo el mundo está enfocado en ayudar. Hay gente que está enfocada en empezar a reconstruir su vida, porque perdió básicamente todo. Desde su casa, sus pertenencias y miembros de la familia. Hay personas que no recibieron esos daños, pero están enfocados en ayudar”, expresó Avivi a AJN.
Para ayudar a los damnificados, pueden acercarse a las embajadas de Ecuador en todo el mundo o colaborar con la campaña de Unicef a través de siguiente link: http://gifts.unicef.org.il/products/roi-earthquake-in-ecuador
“Esperamos que los rescatistas de IsraAID lleguen lo antes posible. Hay zonas a las que todavía no alcanzaron a llegar, están más remotas y obviamente se enfoca primero en las zonas más pobladas. Nuestra idea es apoyar estas zonas a las que todavía no se logra llegar.
No hay afectados en la comunidad judía, pero las comunidades están recibiendo donaciones de los miembros comunitarios todo el día. Ellos mismo están usando las empresas de la gente de la comunidad, los camiones de algunas personas que tienen fábricas, para llevar todas las donaciones a los diferentes lugares afectados”, concluyó Avivi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *