Imagen no disponible
¿Europa conocía los planes nazis?
29/11/2016
Imagen no disponible
Persecución de los aliados nazis a los judíos
29/11/2016

En la época del Holocausto ¿Los Aliados y los pueblos del Mundo Libre conocían los acontecimientos que se suscitaban en Europa?
Las diferentes medidas que tomaron los nazis con anterioridad a la “Solución Final” se llevaron a cabo públicamente, por lo que se informó acerca de ellas en la prensa. Los corresponsales extranjeros escribieron sobre las acciones antijudías nazis más importantes que tuvieron lugar en Alemania, Austria y Checoslovaquia antes de la Segunda Guerra Mundial.

Una vez comenzada la guerra, se hizo más difícil obtener información; pero a pesar de esto se publicaron informes acerca del destino que se les daba a los judíos. De este modo, aunque los nazis no divulgaron datos sobre la “Solución Final”, a menos de un aóo de haberse iniciado el asesinato sistemático de judíos, comenzaron a filtrarse detalles hacia el occidente.

El primer informe que hablaba sobre un plan para llevar a cabo el asesinato masivo de los judíos salió de Polonia por contrabando a cargo del Bund (una organización política socialista judía) y llegó a Inglaterra en la primavera de 1942. Los detalles de dicho informe fueron suministrados a los Aliados por fuentes del Vaticano y por informantes de Suiza y del movimiento clandestino polaco. (Jan Karski, emisario de este último, que se había infiltrado en el campo de exterminio de Belzec y se había escapado luego de ver los asesinatos masivos, se encontró personalmente con Franklin Roosevelt y el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaóa Anthony Eden).

Posteriormente, hacia fines de noviembre de 1942, el gobierno de Estados Unidos envió a los líderes judíos la confirmación de los informes. Dichos informes fueron publicados en forma inmediata. A pesar de que los detalles no estaban completos ni eran del todo precisos, los Aliados tenían casi pleno conocimiento de lo que los alemanes habían hecho a los judíos no mucho tiempo atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *