Persecución de los aliados nazis a los judíos

Imagen no disponible
¿El mundo conocía el Holocausto?
29/11/2016
Imagen no disponible
Los Justos entre las naciones
29/11/2016

¿Cómo reaccionaron los Aliados ante la persecución nazi de los judíos? ¿Podrían haber ayudado de alguna manera?
La reacción de los Aliados ante la persecución y exterminio de los judíos de Europa no fue las más indicada. Recién en enero de 1944 se estableció una agencia, el Comité para Refugiados de Guerra, con el fin de salvar a las víctimas de la persecución nazi. Con anterioridad a esa fecha se hizo muy poco al respecto.

El 17 de diciembre de 1942, los Aliados publicaron una declaración en la que reprobaban las atrocidades realizadas por los nazis en contra de los judíos, pero ésta fue la única de su especie formulada con anterioridad a 1944.Además, no hubo intentos de convocar a la población local europea a que se abstuviera de colaborar con los nazis en el asesinato sistemático de judíos.

Incluso luego del establecimiento del Comité para Refugiados de Guerra y de la introducción de diversos planes de rescate, los Aliados se negaron a bombardear el campo de exterminio de Auschwitz y/o las líneas de ferrocarril que llegaban a dicho campo, a pesar de que para ese entonces sus bombarderos se encontraban disparando sobre fábricas muy cercanas al campo y tenían pleno conocimiento de su existencia y función.

Otras medidas prácticas no implementadas se relacionaban con el problema de los refugiados. Millares de judíos intentaron ingresar a los Estados Unidos, pero la rigurosa política inmigratoria estadounidense se los prohibió. Incluso no se otorgaba la cantidad relativamente pequeóa de visas autorizadas, a pesar de que el número de solicitantes solía ser varias veces mayor que el de lugares disponibles.

Las conferencias que tuvieron lugar en Evián, Francia (1938) y Bermudas (1943) con el fin de dar una solución al problema de los refugiados no cumplieron su objetivo. En la primera de ellas, se les dijo a los países invitados a participar por Estados Unidos y Gran Bretaóa que no se les solicitaría que modificaran sus leyes inmigratorias. Además, los británicos acordaron participar únicamente si el tema de Palestina no formaba parte de la discusión.

En Bermudas, los delegados no se ocuparon del destino de los que aún se encontraban en manos de los Nazis, sino más bien de los que ya habían escapado a territorios neutrales. Las medidas prácticas que podrían haber ayudado en el rescate de los judíos incluían las siguientes:

1) Permiso para admitir a refugiados temporariamente.

2) Flexibilización de los severos requisitos para el ingreso.

3) Advertencias frecuentes e inequívocas a Alemania y a las poblaciones locales de toda Europa indicando que todos los que participaran en la aniquilación de judíos debería responder de ello sin excepciones.

4) Bombardeo del campo de exterminio de Auschwitz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *