Generaciones de la Shoá corrigió a Merkel: “Argentina prohibió las visas para judíos desde 1938”

Imagen no disponible
Educar sobre Holocausto es un deber de la humanidad
29/11/2016
La búsqueda contrarreloj del último cazador de nazis
09/06/2017

La presidenta de Generaciones de la Shoá afirmó que “lo que dijo Merkel es verdad, pero es también verdad que no dijo nada sobre lo que siguió a partir de 1938”, cuando el gobierno argentino firmó la Circular 11 que prohibía dar visas a los que querían salvarse del régimen nazi.

Luego de que la canciller alemana, Ángela Merkel, elogiara a la Argentina por recibir a los judíos que huían de los nazis, la presidenta de Generaciones de la Shoá, Diana Wang, aclaró que eso sólo ocurrió hasta 1938.

A través de un comentario de Facebook, Wang destacó que “entre 1933 y 1938 entraron muchos judíos alemanes y austríacos a la Argentina. El intenso flujo se detuvo en 1938, debido a la Circular 11, secreta, que prohibía dar visas a los que querían salvarse del infierno nazi”.

La Circular 11 fue una orden secreta emitida por el canciller José María Cantilo, bajo la presidencia de Roberto Ortiz, para que los cónsules negaran cualquier tipo de visa “a toda persona que fundadamente se considere que abandona su país como indeseable o expulsado, cualquiera sea el motivo de su expulsión”.

La presidenta de Generaciones de la Shoá recordó que “el sarcasmo de aquel gobierno llegó al punto de que la Argentina estaba presente en la conferencia de Évian convocada para ver qué destino se le ofrecía a los que pedían refugio y, en la misma semana en que el representante argentino estaba sacándose la foto allá, acá se emitía esta circular restrictiva”.

En consecuencia, Wang destacó que “lo que dijo Merkel es verdad, pero es también verdad que no dijo nada sobre lo que siguió a partir de 1938. Tal vez no quedaba bien políticamente abrir esa bolsa de sapos y alimañas”.

Merkel llegó a la Argentina ayer en su primera visita oficial al país y visitó el Templo Libertad, en la zona de Tribunales.

Allí, la canciller expresó: “esta sinagoga es símbolo de la gran comunidad judía de la Argentina, muchos vinieron huyendo de los nazis. Hubo un puente entre Argentina y Alemania y quiero agradecerles que hayan acogido a muchos alemanes aquí en su país”.

Por su parte, Wang mencionó que en la conferencia de Évian “ninguno de los 30 países presentes abrió sus puertas (solo República Dominicana que permitió el ingreso de unos 500). En la década del treinta el nazismo era visto como una fuerza milagrosa que había levantado a Alemania de su caos político y económico, su gobierno era apoyado por todos los países latinoamericanos, no sólo Argentina. Los otros países produjeron decretos limitatorios similares para la entrada de judíos”.

“El mundo veía al nazismo como una fuerza arrolladora y ejemplar. Difícil imaginarlo, pero era así. La Argentina fue uno de los países que más y mejor recibieron a esos judíos antes de 1938. Hedy Crilla, Guillermo Graetzer (fundador Collegium Musicum), Jorge Hacker, Marie Langer, Beppo Levi, Kurt Pahlen, Eugenia Sacerdote de Lustig fueron algunas de las personalidades que enriquecieron a nuestro país y ni qué decir de cómo llenaron el Colegio Pestalozzi que, a partir de eso, muchos consideran que es un colegio judío (lo que no es cierto)”, agregó Wang.

Por último, señaló que “la Circular 11 estuvo vigente hasta junio de 2005, negada por todos los gobiernos anteriores, fue recién reconocida, aceptada y abolida, luego de la tenaz insistencia de Uki Goñi”.

El periodista Goñi difundió la Circular 11 en su libro “La auténtica Odessa”, un estudio sobre la llegada de criminales de guerra nazis al país.

La orden de anulación se firmó en un acto simbólico en la Casa Rosada, con la presencia del entonces presidente Néstor Kirchner, junto al ex ministro de Relaciones Exteriores Rafael Bielsa.

Generaciones de la Shoá es una organización fundada por sobrevivientes de la Shoá, sus descendientes y familiares, cuya misión es estudiar, investigar, educar y transmitir las lecciones del Holocausto.

 

Itan Gadol


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *