16/02/2012

La triste mudez de Israel

Por Samuel Auerbach El pueblo de Israel está soportando constantes insultos y amenazas como verdaderos azotes que no dejan buen sabor, mientras que las autoridades miran […]
06/02/2012

Israel no debe renunciar a fronteras seguras

Por Samuel Auerbach No pienso que exista quien crea que las conversaciones de paz con los palestinos pueden llegar a feliz término. Así como se presenta […]
24/10/2011

Guilad Shalit

Por Samuel Auerbach 18 de octubre del año 2011, día convenido para poner en marcha el desigual arreglo de canje de prisioneros entre Israel y el […]
08/08/2011

A Mahmud Abbas no le conviene la paz con Israel

Por Samuel Auerbach Es una gran suerte para los palestinos que Israel construya en los territorios. Es un hermoso pretexto para no sentarse a conversar, aunque […]
12/07/2011

Las ventajas de la circuncisión

Por Samuel Auerbach Hace unos días estuve presente en una disertación en donde el orador igualó la ablación del clítoris que los musulmanes practican a sus […]
24/05/2011

Antisemitas, antiisraelíes de igual raíz

Por Samuel Auerbach Según la Biblia, Ismael fue hijo de Abraham y su sierva egipcia Agar, e Isaac fue hijo de Abraham y su esposa Sara. […]
27/04/2011

Los extremistas sólo entienden el idioma de la violencia

Por Samuel Auerbach Las treguas sólo sirven para darle más tiempo a nuestros enemigos para que se rearmen. Así se expresó el ministro de Relaciones Exteriores […]
24/03/2011

La tragedia y la política

Por Samuel Auerbach El crimen de Itamar llena de horror a toda la humanidad, menos a aquellos que sólo tienen de humano su cuerpo. Yo no […]
11/03/2011

El No de los palestinos

Por Samuel Auerbach Mientras que los grupos y naciones extremistas musulmanes no otorguen a Israel el derecho de existir como país en la región, nunca podrá […]
17/02/2011

Se fue Mubarak, ¿y con él también la paz?

Por Samuel Auerbach El mundo celebra la caída del “faraón” Hosni Mubarak. Hasta sus amigos americanos, de los cuales recibía una suculenta ayuda anual, están contentos […]