Acuerdo Fatah- Hamás: Otro clavo en el ataúd

Imagen no disponible
El mal mayor
03/05/2011
Ideología: lubricante de violencia yihadista
06/05/2011

Por Barry Rubin
De repente, tras años de continuos fracasos, Fatah y Hamas – lo que quiere decir la Autoridad Palestina (AP) y Hamás – han firmado un detallado acuerdo de reconciliación.
¿Por qué justo ahora? El acuerdo ha sido preparado para la ONU, para poder decir allí que la Autoridad Palestina es el único representante legítimo de los palestinos. Para poder decir en las Naciones Unidas que ahora gobierna tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza, Al Fatah (PA), ha hecho enormes concesiones que antes se negaba a hacer.
Por su puesto que el acuerdo se romperá. Probablemente, después de que la AP reciba un amplio apoyo para ser un país independiente, entre finales de este año y antes de las elecciones palestinas proyectadas para 2012.
¿Por qué Hamás se une a esto? Porque el acuerdo le otorga un montón de ventajas, incluida la promesa de elecciones para dentro de un año. Hamas ganó las últimas elecciones y, posiblemente, confía que va a ganar otra vez – especialmente cuando mira el triunfo electoral de Hezbollah en el Líbano y el probable éxito de los Hermanos Musulmanes en Egipto, dentro de poco.
Pero también hay otra razón. Hamas está, probablemente, muy contento con la idea de que muchos países – y quizás la ONU – reconozcan un estado palestino independiente sin condiciones. En otras palabras, habrá un amplio e internacional reconocimiento de Palestina sin necesidad de hacer la paz con Israel. No será preciso hacer concesiones. Los palestinos tendrán todo y no renunciarán a nada. Ellos no se consideran obligados, en modo alguno, a los cambios de fronteras o a las garantías de seguridad. La lucha por borrar a Israel del mapa puede continuar.
Es el sueño de Hamás hecho realidad.
Cualquiera que piense que esto ayuda al proceso de paz se engaña. Hamás no aceptará ningún acuerdo de paz con Israel, y se radicalizará la posición de negociación de Fatah debido a la competencia entre los dos grupos rivales para probarse ante su militancia. La carrera para cometer los actos terroristas más sangrientos también se intensificará.
No se equivoquen. Si este desarrollo tiene, o no, un efecto directo sobre el terreno; es otro paso hacia la muerte de cualquier proceso real de paz israelí-palestino.
Fuente: Aurora Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.